Últimas noticias en enseñanza militar.‏

Fuente: EL CONFIDENCIAL Ángel Collado 03/03/2012

El Ministerio de Defensa ha dado el primera paso para revisar el funcionamiento de la enseñanza militar, reformada a fondo en la etapa de Carme Chacón para que oficiales y suboficiales cursen estudios civiles al mismo tiempo que los puramente castrenses y a costa de estos últimos. Destituido el anterior director general de Reclutamiento y Enseñanza Militar, el catedrático de Derecho Constitucional Javier García Fernández, Pedro Morenés ha encargado a un militar experto en la materia, el general de división Juan Antonio Álvarez Jiménez, la revisión de un modelo que obliga a los tenientes a graduarse en ingeniería.

El cambio de responsable en el Ministerio, por historial y formación, es significativo. Chacón puso al frente del cambio de sistema de enseñanza aplicado desde el curso pasado a un civil y Morenés encomienda las posibles rectificaciones a un general con amplio historial en el mando de tropas y en misiones internacionales, pero que también conoce a fondo la materia de la formación castrense. De hecho, dirigió la Academia General Militar entre 2006 y 2009. Un profesor universitario admirador de la II República y de la llamada “memoria histórica” del zapaterismo relevado por un militar experto en enseñanza militar.

Aunque en el Ministerio de Defensa todavía quedan algunos altos cargos civiles de la etapa de Chacón, el director general de Reclutamiento y Enseñanza cesó en el 14 de enero pasado y el puesto quedó vacante hasta que el Consejo de Ministros nombró ayer para el cargo al general Álvarez Jiménez. A su antecesor, Javier García Fernández, le dio tiempo a publicar en diciembre un libro (editado por el Ministerio de Defensa en el que era alto cargo) titulado “Veinticinco militares de la República”.

En su obra, el todavía director general del Ministerio de Defensa defendía la profesionalidad de los oficiales que no se sumaron a la rebelión frente al mito de que no estaban a la altura de los sublevados. También sostuvo en declaraciones a la Prensa que no se podía comparar la represión practicada por el ejército republicano, aunque pueda parecer repugnante “en términos actuales”, “con la represión sistemática y fría del bando golpista”·

Secuestrado en el Sáhara

El general Juan Antonio Álvarez Jiménez tiene un gran conocimiento de las Fuerzas Armadas desde la faceta del mando de tropas y también desde el de formación, según medios militares donde se recuerda que formó parte del grupo de oficiales, suboficiales y soldados españoles secuestrados en mayo de 1975 en el Sahara por el Frente Polisario. El entonces teniente de Infantería recién salido de la Academia permaneció cautivo en el desierto durante 4 meses, hasta que fue liberado en Argelia, junto a otros 12 militares, en septiembre de ese año por presiones diplomáticas. Eran las semanas previas a la Marcha Verde organizada por Hassan II para hacerse con el Sáhara occidental.

Álvarez Jiménez ha estado destinado en el Tercio Duque de Alba de la Legión, en la Escuela de Estado Mayor, en el Estado Mayor del Ejército y en el Mando de Adiestramiento y Doctrina, con sede en Granada. Fue agregado y consejero de Defensa en Cuba, jefe de Estado Mayor de la Comandancia General de Baleares y también estuvo en Bosnia. Ha sido director de la Academia General Militar y actualmente era director de Enseñanza, Instrucción, Adiestramiento y Evaluación del Mando de Adiestramiento y Doctrina.

Según fuentes militares, la misión de Álvarez Jiménez será hacer un repaso general del funcionamiento del sistema de doble titulación instaurado en la etapa de Chacón para proponer soluciones a los múltiples problemas que plantea. Defensa no cuestiona la idea de aumentar la formación técnica de los oficiales y suboficiales, pero sí el método aplicado.

Está pendiente de resolución el conflicto con los colegios de ingenieros que consideran poco compatibles los estudios que imparten las nuevas universidades militares (una por cada Ejército) con los propios de las facultades civiles. Se niegan a colegiar a los futuros oficiales para desempeñar en el futuro la profesión civil.

El ejemplo más claro se da en el Ejército del Aire: a los cadetes de la Academia de San Javier el Centro Universitario de la Defensa les ofrece un título de Ingeniero Industrial en cuyo plan de estudios falta casi el 40 por ciento de las materias específicas que se imparten en la Universidad civil correspondiente. Por el contrario, en la Academia General Militar los futuros oficiales del Ejército de Tierra tienen que estudiar más asignaturas de ingeniería que los pilotos de caza y los suspensos se agolpan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s